Otros instrumentos

SISTEMAS DE BONIFICACIÓN-PENALIZACIÓN APLICADO A RESIDUOS

Los sistemas de bonificación-penalización (también llamado bonus-malus o feebate en inglés, b/p en adelante) consisten en la aplicación de tarifas variables, bonificando o penalizando (por ejemplo, a los usuarios o a los productores) de un servicio según el comportamiento ambiental perseguido, tomando como referencia el comportamiento medio. Aquellos con un comportamiento ambiental mejor que la media reciben una bonificación y aquellos con un comportamiento peor que la media afrontan una penalización.

En el caso de los residuos, se puede aplicar, por ejemplo, cuando diversos municipios se asocian en una entidad supramunicipal para la gestión de sus residuos, modulando sus pagos en función de sus resultados. Los sistemas b/p permiten bonificar aquellos municipios que generan menos residuos per cápita y hacen mejor recogida selectiva, a costa de penalizar aquellos que presentan peores resultados. De esta forma se desincentivan comportamientos negativos y se compensa económicamente a quienes consiguen mejores resultados.

Su aplicación también es posible en el ámbito municipal, para discriminar entre las tasas que pagan los contribuyentes de cada barrio, en función de los diferentes niveles de recogida selectiva alcanzados, aunque ello sólo tiene sentido en municipios de suficiente tamaño como para poder zonificar el servicio de recogida de residuos y obtener resultados por barrios. | Más información

 

PERMISOS DE VERTIDO NEGOCIABLES

Los programas de Permisos de Vertido Negociables (más conocidos como Landfill Allowance Trading Schemes – LATS) son una herramienta concebida para reducir la cantidad de residuos municipales (RM) enviados a vertederos de manera coste-eficiente. Siguen una lógica parecida a los programas de permisos de contaminación negociables.

Los permisos de vertido son distribuidos por la administración pública (normalmente organismos nacionales o regionales) a Entidades Locales (EL), y estas pueden intercambiarlos entre ellas. Las Entidades Locales que no hagan uso de la totalidad de sus permisos pueden optar por vender o transferir este exceso de permisos a otras, alcanzándose así la forma más económicamente eficiente de distribuir los permisos. La distribución de permisos se puede dar de manera gratuita o a través de una subasta. | Más información